cacharros.es.

cacharros.es.

¿Puedes usar tu smartwatch mientras nadas?

Lo que antes era solo ciencia ficción, hoy es una realidad. Los smartwatches se han vuelto parte de nuestras vidas diarias y los deportistas no son la excepción. Para aquellos que les gusta la natación, la pregunta se plantea. ¿Puedo usar mi smartwatch mientras nado? En este artículo vamos a explorar todo lo que necesitas saber sobre los smartwatches y la natación.

Los Smartwatches y su resistencia al agua.

Antes de poder abordar la pregunta de si es seguro usar tu smartwatch mientras nadas, necesitamos comprender la resistencia al agua de estos dispositivos. No todos los smartwatches son iguales y no todos tienen la misma resistencia al agua. Algunos pueden ser resistentes al sudor y las salpicaduras, mientras que otros son completamente sumergibles. Si planea usar tu smartwatch mientras nadas debes prestar mucha atención a la clasificación IP del dispositivo. La clasificación IP es la escala que se utiliza para medir la capacidad de un dispositivo para resistir el agua y otros elementos. Los smartwatches se clasifican utilizando un sistema de dos dígitos: el primer dígito se refiere a la protección contra el polvo y el segundo a la protección contra el agua. Un smartwatch con una calificación de IP68, por ejemplo, significa que es resistente al polvo y al agua. Pero, ¿qué significa resistente al agua? En general, los smartwatches resistentes al agua pueden soportar salpicaduras de agua, pero no deberían sumergirse. Por otro lado, los dispositivos sumergibles pueden ser utilizados para actividades de natación y buceo recreativo.

¿Por qué no todos los smartwatches son adecuados para la natación?

Aunque los smartwatches se han diseñado para ser usados en diferentes actividades deportivas, no todos los dispositivos son adecuados para la natación. Esto se debe a que la natación es una actividad acuática y los componentes eléctricos no son adecuados para el contacto con el agua. El agua puede corroer los componentes internos del smartwatch y dañar irreparablemente el dispositivo. Otro aspecto importante a tener en cuenta es la precisión de los sensores. Cada vez que los sensores del smartwatch entran en contacto con el agua, pueden verse afectados y alterar los datos que recopila durante una sesión de natación. Por lo tanto, es importante asegurarse de que el dispositivo tenga los sensores adecuados y estén diseñados para resistir el contacto con el agua.

¿Qué smartwatches son adecuados para la natación?

Ahora que ya sabemos qué aspectos deben cumplir los smartwatches para ser utilizados en actividades acuáticas, es importante saber qué dispositivos son los adecuados para la natación. En general, los smartwatches con una clasificación IP68 son suficientes para soportar actividades acuáticas ligeras, como salpicaduras y duchas. Pero para aquellos que quieren llevar su dispositivo a la piscina para dar unas cuantas vueltas, es crucial tener un dispositivo con una mayor resistencia al agua. Garmin y Apple son dos de los fabricantes líderes en smartwatches resistentes al agua. Garmin, por ejemplo, tiene su modelo Swim 2 que está diseñado específicamente para nadadores y cuenta con un GPS, contador de vueltas y entrenamiento, y seguimiento de frecuencia cardíaca. El Apple Watch Series 6 también es resistente al agua y tiene una función de seguimiento de natación. Además, su diseño elegante lo hace perfecto para llevarlo en la piscina.

Conclusión

Si estás planeando usar tu smartwatch para ir a nadar, asegúrate de que tenga una calificación IP adecuada y sensores diseñados para resistir el contacto con el agua. No todos los smartwatches son adecuados para la natación, por lo que es importante investigar antes de comprar un dispositivo específicamente para natación. Los smartwatches resistentes al agua, como el Garmin Swim 2 y el Apple Watch Series 6, son opciones excelentes para aquellos que buscan incorporar su dispositivo en su rutina diaria de natación. En general, tenga precaución al usar su dispositivo en el agua para asegurarse de que dure mucho tiempo.